25092018 - 04:19
CRIMEN

Los 5 asesinos más famosos de Argentina

A poco del estreno de la película "El Ángel" sobre la vida de Robledo Puch, te compartimos una lista de los casos de los criminales cuyas historias marcaron al país.

Varios nombres quedaron grabados en la memoria de nuestro país por sus antecedentes criminales. Ya sea por dinero o por el simple placer de verse victimarios, los asesinos argentinos muestran las aberraciones que puede llegar a realizar una persona.

Hoy te traemos una lista con 5 homicidas que llenaron las primeras planas de los diarios y atemorizaron a la Argentina con sus atroces crímenes.

Robledo Puch

Después de examinar a Robledo Puch, el perito Osvaldo Raffo concluyó que era un psicópata cruel y desalmado incurable. “Nació y morirá psicópata: sus padres no tuvieron la culpa por eso”, dictaminó el forense. Es que entre el 15 de marzo de 1971 y el 1º de febrero de 1972 este joven de clase media acomodada al que apodaban “cara de ángel” mató a 11 personas.

En 1980, fue condenado a reclusión perpetua por tiempo indeterminado por ser el autor de 36 delitos: once homicidios, una tentativa de homicidio calificado, 17 robos, dos hurtos, dos violaciones, un intento de violación y dos raptos. El día en el que le leerían su sentencia, Robledo dijo frente a los presentes “Esto es un circo romano. Algún día voy a salir y los voy a matar a todos”.

 

Cayetano Santos Godino

Conocido popularmente como el Petiso Orejudo, Cayetano Santos Godino es uno de los asesinos argentinos que más llama la atención porque comenzó su actividad criminal con tan solo 8 años, atacando y llegando a matar a otros niños. Con el tiempo, su figura fue convirtiéndose en un mito que los padres usaban para asustar a sus hijos.

Cayetano presenta una historia triste que comparten muchos asesinos seriales. Con nueve hermanos y siendo hijo de inmigrantes italianos, vivió en primera persona el abuso en manos de su padre y sus hermanos, quienes lo golpeaban constantemente. Desde temprana edad desarrolló rasgos de personalidad violentos que lo llevaron a intentar matar a golpes a Miguel de Paoli, Roberto Carmelo Russo, Ana Neri y a Severino Gonzales. No puedo cumplir su cometido en ninguno de los casos anteriores porque siempre aparecía en la escena alguien para descubrirlo.

Cuando cumplió 15 años, en 1912, el Petiso Orejudo mataría a sus primeras víctimas: Arturo Laurora de 13 años, asesinado por golpes y estrangulación, y Reina Bonita Vainicoff de 5 años, a quien prendió fuego. Unos meses después fue el turno de Jesualdo Giordano, a quien estranguló con un piolín. Su último crimen fue el que finalmente lo puso en manos de la Justicia.

 

Francisco Antonio Laureana

Se cree que Francisco Antonio Laureana, conocido como el “Sátiro de San Isidro”, asesinó a 13 mujeres entre 1974 y 1975. Un factor distinguido de este criminal fue la puntualidad. Durante un lapso de 6 meses desaparecieron mujeres o niñas los días miércoles y jueves al rededor de las 6 de la tarde y sus cuerpos sin vida fueron encontrados en terrenos baldíos. El modus operandi del asesino era siempre el mismo: las violaba antes de estrangularlas o dispararles con su revolver calibre 32.

Como muchos asesinos seriales de la historia, Laureana conservaba pertenencias de las víctimas a modo de souvenir, como anillos, pulseras o cadenas, y las guardaba en una bota en su casa como si fuesen “trofeos”.

El sátiro fue atrapado porque una niña pudo reconocerlo en la calle gracias a un identikit realizado con la descripción de un testigo que lo vio escapar de una de las escenas del crimen.

Según el informe policial, cuando los oficiales abordaron al sospechoso para interrogarlo, este sacó un arma de fuego de su bolso y comenzó un tiroteo del que escapó herido. Finalmente, la policía encontró al criminal escondido en un gallinero cercano y lo acribilló en el lugar.

 

Mateo Banks

Descendiente de irlandeses, Mateo Banks fue apodado en la crónica policial de la época como “Mateocho”, por el número de personas que asesinó el 18 de abril de 1922 en la estancia “Buena Suerte” de Azul. Entre las víctimas estuvieron sus tres hermanos, Dionisio, Miguel y María Ana; sus dos sobrinas Sara y Cecilia; su cuñada Juana Dillon y dos de sus peones, Juan Gaitán y Claudio Loiza. Aunque en un principio el criminal dijo que las muertes habían sido el resultado de un robo, la policía pudo determinar más tarde que la matanza había sido ideada por cuestiones económicas, ya que Banks tenía deudas por su adicción al juego.

 

Yiya Murano

Probablemente uno de los casos más famosos de la historia criminalística del país es el de “la envenenadora de Monserrat”. Acusada de al menos tres cargos por homicidio y estafa, el modus operandi de Yiya Murano se repitió en sus tres víctimas mortales. La criminal presentaba “oportunidades de inversión” a sus amigas para mantener un estilo de vida ostentoso y cuando estas comenzaban a preguntar por su dinero las envenenaba poniéndoles cianuro en el té. Así fue como entre febrero y marzo de 1979 mató a tres mujeres.

 

Comentarios
Ver Comentarios

LO MÁS VISTO

+ Señal en vivo

Quienes Somos

NET TV es una asociación entre Perfil Network S.A. y Kuarzo Entertaiment Group.
Perfil Network en la división audiovisual de Perfil que publica revistas como Noticias, Caras y una decena más de títulos, el diario Perfil y Perfil.com.
Kuarzo Entertaiment Group es la continuadora de Endemol Argentina quién produce un decena de programas en los canales Telefe, ElTrece, América TV y Canal 9.

Contacto
MI NET - CAMBIAR DATOS
AUTORIZACION Y CESION DE IMAGEN

Autorizo a KUARZO ARGENTINA S.A. y/o NET TV S.A., en adelante “LAS PRODUCTORAS” y sus respectivas casas matrices, afiliadas, subsidiarias, concesionarias, sucesores y asignatarias a hacer uso de mi presencia para cualquier Programa televisivo (el “Programa”) y en conexión con Kuarzo Argentina S.A. y/o NET TV S.A. u otros.


ACEPTO EXPRESAMENTE QUE:

1. Autorizo expresa, irrevocable e incondicionalmente a la transmisión, retransmisión, reproducción o publicación de los Materiales en todos y cualquier medio de comunicación incluyendo, sin limitación alguna.

2. Se realicen grabaciones y se tomen fotografías de mi persona, graben mi voz, conversaciones, dichos, hechos y sonidos, durante y en conexión con mi participación en el Programa (en adelante, los “Materiales”), sin que deban pagarme compensación alguna. Autorizo a LAS PRODUCTORAS y/o al Canal a exhibir, reproducir o publicar en cualquier forma tales fotografías, filmaciones y/o grabaciones en cualquier y todos los medios de comunicación, inclusive en las promociones del Programa y presto conformidad para que se publique mi nombre. A tal efecto, otorgo mi consentimiento expreso para ser filmado, grabado y/o fotografiado y para que las filmaciones, grabaciones e imágenes resultantes sean exhibidas, reproducidas o publicadas por LAS PRODUCTORAS y/o el Canal.

3. Acepto que LAS PRODUCTORAS y/o el Canal serán los dueños exclusivos de los resultados y ganancias de los Materiales con el derecho al registro de propiedad intelectual, al uso y otorgamiento de permisos para que otros lo usen, en cualquier forma y mediante cualquier medio. En consecuencia, autorizo expresa, irrevocable e incondicionalmente a la transmisión, retransmisión, reproducción o publicación de los Materiales en todos y cualquier medio de comunicación incluyendo, sin limitación alguna, los servicios de televisión por aire, antena, cable o satélite, radio, medios gráficos, cine, Internet (incluyendo, sin limitación, “streaming”, descargas (“downloads”), “webcasting”, y video “on demand”) y servicios móviles y/o inalámbricos (incluyendo, sin limitación, “streaming”, descargas (“downloads”), “podcasting” y “wireless media”), en su totalidad o en una porción, con cualquier finalidad, sin límite de tiempo y no encontrándose dicha autorización limitada a la República Argentina y sin estar obligada LAS PRODUCTORAS y/o el Canal a realizar ningún tipo de pago adicional.


ME COMPROMETO EXPRESAMENTE A: Guardar estricta confidencialidad acerca de toda la información que Uds. pongan en mi conocimiento que tenga algún tipo de relación con el Programa. No compartiré dicha información con terceras personas. Me obligo a realizar todos los actos razonablemente necesarios y adoptar todas las medidas conducentes para asegurar que la información recibida no sea utilizada por terceros, revelada o divulgada, total o parcialmente. No utilizaré la información para otro propósito que el de participar en el Programa. Acepto y comprendo que el incumplimiento por mi parte de lo anteriormente descripto traerá aparejadas consecuencias sumamente graves para Uds. y que, por lo tanto, deberé indemnizarlos por los daños y perjuicios que tal violación les ocasione. Por la presente renuncio a mi derecho de inspección o aprobación de mi presentación o los usos de que tal presentación se haga. Asimismo, acuerdo no presentar ningún reclamo de ninguna naturaleza en absoluto contra nadie en relación con el ejercicio del permiso otorgado por la presente.